Al otro Margen

Rutas en la pintura de Carmen Herrera Nolorve

Sunday, June 18, 2006


Hace algunas semanas atrás fui a ver un colectivo de Artistas de Bamako. La muestra era de fotografía. Se llamó Nuit d'images à Bamako y en ellas el tema fue los encuentros, reencuentros, los lazos familiares y sobretodo los rasgos familiares. A través de los diversos retratos que presentaron podíamos ver el carácter de cada persona, se podía ver en sus miradas la transparencia, la picardia o el orgullo, la tristeza que sus ojos tan expresivos nos decían. Con el solo hecho de mirar estas fotos uno podía percibir hasta el olor de cada individuo. Incluso imaginarnos como vivía cada uno de ellos. Realmente esta muestra me impresionó mucho, no solo por lo original de la presentación de algunas fotos sino que en este vernissage no fue como cualquier otro en que el público casi no participa, sino, por el contratio, todos hablaban, bailaban y otros como yo disfrutabamos de esas fotos. Las imágenes que les estoy mostrando no son de las mejores, pero son para que ustedes queridos amigos vean algo de lo que se esta haciendo en Bamako- Africa.



Durante este tiempo de silencio, estuve leyendo muchas cosas, entre ellas algo sobre un artista conceptual llamado Roman Opalka, quien plantea en su obra el tema del tiempo con relación a la muerte y que realmente al estar en la espera de esta, manifestamos la propia vida. A la vez sus obras también nos hablan que el tiempo no retrocede y que este es infinito. Y que cada trabajo que él termina es un fragmento de sí mismo. Con esto podemos decir que para este artista, lo más importante es afrontar su propio miedo a la muerte y tratar de vivir un poco más. Y además es un acto de sinceridad para con él mismo, el tener que conjugar la espera de la muerte con su ganas de vivir.
Lo pueden ver en: http://perso.orange.fr/roman.opalka/Album%20photo.htm

Sobre otro artista conceptual que he podido leer es sobre On Kawara. Su tema es sobre su condición de ser y existir. Con su trabajo prueba que está vivo , y a través de este, él nos habla también del tiempo. A diferencia de Opalka, On Kawara usa un lenguaje visual de imagen texto. Su método de trabajo en apariencia simple que es pintar sobre un lienzo con colores que él no busca sino que los encuentra por casualidad. La fecha puede ser el motivo, luego fotografía el trabajo, y para terminar guarda en una caja un periódico del día en que pintó el cuadro, que por supuesto tiene la misma fecha de su tela. Esta forma de calendario, es una muestra que su interés por el tiempo y como este afecta su persona.