Al otro Margen

Rutas en la pintura de Carmen Herrera Nolorve

Sunday, November 19, 2006

En los brazos de Una Gata

En los brazos de Una Gata

Carmen Herrera Nolorve





El jueves pasado encontré en el paradero del autobus número 16 a un señor que tenía una gata en los brazos. De primera impresión ella me parecía de peluche, por la inmobilidad que tenía, tanto en su mirada como en sus gestos. El pelaje era increiblemente brilloso, de color gris. Sus ojos eran ambar,que luego poco a poco se fueron transformando en verdosos agrisados.
La gata que primero estuvo quieta cual juguete, comenzó a dar pequeños y suaves movimientos, hasta que abrazo a su dueño. Esta actitud de la gata me causó mucho interes, ya que de una manera muy sutil se apoderó de su dueño evitando que hable con cualquier persona que estuviese a su lado . Este señor, al ver que los observaba, me comentó que la gata es muy celosa y que cuando ella me abraza- me dijo- es una manera de protegerme de los demás, inmediatamente después, le dio un beso para tranquilizarla. Sin embargo, ella, no dejo de abrazarlo.
Me sentí un poco rara con la explicación que él me dio. Protegerlo de qué? de mí ; que solo observaba? quizás es una manera de protegerlo de la mirada de los demás, pero cual mirada ?, la de interés hacia la gata? La de asombro ?, la de compasión ? Es que los animales pueden percibir el tipo de mirada que cada uno de nosotros podemos dar ?
Al bajar del autobús, la sensación que tenía todavía seguía siendo rara, me sentía como si hubiera invadido la privacidad del hombre y de la gata. Quizás es eso lo que sentía ese pequeño animal.
Cómo me sentiría yo siendo un gato con suaves movimientos, que sé que es agresivo a veces, que le gusta el cariño pero sabe hasta donde lo quiere y luego de obtenerlo se va. Cómo me sentiría al ser observado por otros ? quizás, como la gata trataría de protegerme en los brazos de mi amo, Y quien es el protegido ? Este hombre del cual solo me acuerdo su expresión de cansancio; una sonrisa tierna y unos cabellos canozos, o aquella gata de suave pelaje ?
De este encuentro, me pareció muy interesante la relación de color entre el saco de este sujeto y el de la gata. Quizás se desarrolló un mimetismo? O podría ser el color favorito de este sujeto? Sería una coincidencia?
Tratando de contestarme, llegué a la conclusión que usando un saco del mismo color que ella sería una manera de que ella lo identifique como familia, como la persona que la cuida, quizas una visión familiar.
Mientras que para él es una segunda piel para protegerse de las garras de ella, que en su afán de aferrarse lo araña, lo hiere.
Y también por que no, es una manera de que el se sienta en los brazos de su gata.